.

¨año 2013 de la Era Cristiana, comienzo de la Nueva Era Maya basada en la matriz 20 x 13¨

viernes, 16 de noviembre de 2012

¿Quién soy? ¿Quienes Somos?



Que somos hijos de este Padre, ¿alguien lo duda?
El Sol es quién determina la existencia de nuestros días y noches.
Y como todas sus noches no son iguales... tampoco nuestros días...


Según la cosmogonía Maya, el día en que nací determina mi personalidad entre 260 posibilidades.
Esas doscientas sesenta posibilidades surgen de la sucesión ininterrumpida de 20 ondas encantadas – una para cada sello solar o carácter – de trece pasos o tonos, que presentan los trece posibles temperamentos que puede tener toda personalidad dentro de la matriz del Poncho Tzolkin.
A  esta personalidad determinada por el día en que nacimos la llamamos Tonal.
Existe subyacente una personalidad  prenatal que traemos en nuestra substancia la cual se puede calcular y que se llama Nagual. El Nagual no determina al Tonal, sin embargo incide en su desarrollo. El Tonal no empaña al Nagual, sino que lo potencia llevándolo a los hechos en la existencia.   
Mucho se escribe y documenta respecto del cómputo Maya,  pero parece que nadie atiende a este importante y significativo detalle, tratándose del ingreso a una Nueva Era de Amanecer Galáctico.
Comencemos desde el Tonal o Kin
Mi personalidad Tonal está compuesta de un carácter (o sello) entre 20 posibles y un temperamento (o Tono) entre 13 posibles. Llamamos kin a esa personalidad representada por un sello y un tono entre las 260 posibilidades que propone el poncho Tzolkin y representa las características de nuestro Tonal.
Nací el 8 de noviembre de 1951 y mi kin es:


Tormenta Cristal es mi personalidad –  y como cada una - cuenta con un ¨patrón de destino u oráculo¨ propio donde se expresan quiénes o cuáles personalidades nos resultan análogas, antípodas, ocultos y guías.
El sello o carácter de Tormenta que me ha tocado, además de su significación particular resulta quizá el ejemplo más claro para entender este asunto del oráculo o Patrón del Destino.
¿Qué fuerzas y entidades definen, determinan y condicionan a una Tormenta?
La Tormenta depende del Sol, que la despierta por analogía, de la Luna que la gobierna por oposición y del Viento, que de modo invisble sobreviene y la lleva sobre su seno.

Ya puedo saber entonces desde el arranque que voy a poder relacionarme con mayor facilidad con quienes sean Sol, quienes sean Luna, quienes sean Viento y con aquel sello guía que me toque, que como caso único entre los tres señalados, no depende del sello que me haya tocado sino del Tono entre los trece posibles.
Los guías siempre pertenecen a la tribu del color al cual pertenece mi sello.

Cabe expresar que son cuatro los colores posibles para los sellos y estos agrupan tribus. Para recordar con facilidad se trata de una secuencia constante de cuatro colores que se repiten en la sucesión ininterrumpida de sellos y que resulta fácil para nosotros los argentinos ya que basta con recordar el Clásico River/Boca con sus colores: Rojo/Blanco - Azul/Amarillo. La sucesión constante es Rojo Blanco Azul Amarillo.

Cabe también agregar que los sellos pueden agruparse en armónicas que son sucesiones de cuatro sellos desde el inicio del poncho Tzolkin o de cinco sucesivos que se llaman Cromáticas. Hay 65 armónicas y 52 cromáticas dentro del Tzolkin.

En los restantes sellos o caracteres, esta expresión de potencialidades queda expresada de un modo más oscuro, pero funciona de modo semejante, aunque no lleguemos a visualizarlo con la claridad que nos brinda el sello tormenta para la comprensión del asunto. 
Las más impresionantes imágenes del Sol captadas por la NASA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada